¡¡La Navidad para el Doliente!!

Diciembre un mes de festejos, regalos y celebraciones para muchos, donde el amor, la paz, la alegría y estar en familia se hace el sentido de recibir el espíritu navideño. ¿ Pero qué hay de todas aquellas personas que están con una enfermedad grave, aquellos que no tienen familia o que  han perdido un ser querido por diversas circunstancias?

Socialmente se empuja a que los seres humanos sean parte de un grupo de tradiciones,  pero  llegan momentos en que no habrá deseos de festejar o celebrar cuando se siente que lo amado está lejano, ¿cómo se puede ser feliz  si está herido un corazón por una ausencia? ¿Cómo puedo disfrutar de los festejos cuando un miembro de la familia está muriendo?

Lo que más duele…

Cuando tenemos una pérdida simbólica o real,  y llegamos a final de año,  es muy común que los recuerdos nos invadan de forma avasalladora,  duele y enoja ver que mientras a nosotros nos invade la tristeza  por nuestros vacíos y ausencias, otros celebren con tanto afán,  vemos que la vida continua, que la gente se divierte y que no esperarán por ti.

También es frecuente  que nos percibamos  rodeados de gente que nos quiere cuidar pero seguimos sintiendo la soledad y la incomprensión,  esto nos puede provocar algunos sentimientos de culpa por no corresponder a sus expectativas y mucha frustración por ese dolor tan nuestro, silencioso y certero que nos lleva a desear un  espacio para poder ser libre y manifestar nuestra tristeza.

¿Celebrar o No?

Celebrar la Navidad y el Año Nuevo es una elección personal,  que se origina desde nuestro ser, no es un compromiso familiar ni social,  el único compromiso que tenemos cuando se está en duelo  es con nosotros mismo, las tradiciones  y festividades dejan de ser importantes cuando no hay nada que aportan a nuestro crecimiento y persona.

Si es tu deseo no celebrar como antes,  te diré que   tu elección es válida y saludable, no te dejes envolver en lo que los demás esperan de ti, ya que ellos son los que no “quieren” sentir la tristeza por no saber  enfrentar sus propios miedos y heridas.

Creo  profundamente que toda persona tiene  derecho a vivir su dolor de la forma que le parezca, la  familia puede establecer una comunicación que otorgue a cada uno expresar sus deseos y sentimientos, pero sin manipular o condicionar al doliente a que ceda a los que los demás necesitan hacer para sentirse bien, recuerden que  dar  la oportunidad y el  permiso para ser sufriente es decirles también a  nuestro familiar  que les queremos de manera incondicional.

Respetar el proceso del dolor

La época navideña nos dice que es un tiempo para ser feliz,  la presión sociocultural nos empuja a que sea así, sino estarás del otro lado de la línea y por ser diferente te abrumarán queriendo que vuelvas al grupo donde es más fácil convivir contigo.

Cada Persona vivirá el duelo de forma única, es ilógico que sigamos tratándoles en modelos o esquemas de tiempo y salud, creo que si hay alguien que puede enseñarnos más de la vida y del amor es ese dolor que se manifiesta a niveles profundos y que arrebata la alegría de seguir la vida conforme a las expectativas de los otros.

Navidad  para la familia que tiene un miembro con una enfermedad grave

El tiempo presente tiene la maravillosa cualidad de regalarnos el poder  ser y estar con los que amamos, aunque la navidad nos puede recordar tanto el inicio como el final de una etapa, así que interiormente nos puede angustiar el sentimiento de perder lo amado  y darnos cuenta de que  tal vez sea la última vez que podemos estar con ese familiar enfermo y eso nos produzca una gran tristeza.

Pero a pesar de ese dolor, cuando se tiene todavía el don de la vida,  tendremos la ventaja de construir  momentos inolvidables para ellos y para nosotros, donde  se les puede ofrecer respetuosamente un acercamiento físico, emocional y espiritual.

Cada familia tiene su historia, sus creencias y sus valores, les recomiendo reconciliar el pasado en un presente de amor, así se libera  cada uno de los miembros, sean honestos con lo que sienten y más allá de sus propias necesidades piensen en todo lo que les ha enseñado esa persona  que tanto aman y denles gracias por lo recibido,  esto les da mucha paz a nuestros enfermos y se incrementa su energia  para vivir  su  transición espiritual.

Vivir un día a la vez llenos de amor, les guiará a vivir esta etapa con la consciencia de que estar presentes en comunión con el enfermo, es el mejor regalo que les podemos dar en vida.

Una navidad  diferente….

La Navidad es un simbolismo, y no necesariamente amamos más en estas fechas, así que como parte de una develación interior, también las navidades pueden ser tristes y no por ello están alejadas de la espiritualidad y  del amor, al contrario creo que en esa  tristeza hay mucho de sabiduría cuando se hace con la consciencia del amor y el compromiso de  ser  honestos con los  sentimientos más profundos, esto a su vez  les permitirá sentirse en comunión con su ser  .

El  duelo tiene una revelación profunda donde cada persona hará una transformación interior a su ritmo y a su paso,  no es necesario forzar a que salga el sol cuando todavía la sombra de la noche nos rodea, ya que el sol por si mismo tiene la sabiduría para aparecer en el momento oportuno.

Como psicoterapeuta,  sé que sólo la persona tiene el poder para realizar su propio camino de autodescubrimiento y sanación, y que  imponer salud es negarla, pero escuchar el dolor es facilitar presencia y sanación.

Así que hoy les dedico este escrito a todos mis hermanos que están pasando por una pérdida,   manifestándoles que son merecedores del respeto a sus elecciones de dolor y que  les invito a ser amor para Ustedes y para lo amado y en esta condición   vivir como cada uno elija una Navidad doliente.

Les mando un abrazo de corazón a Corazón!!

Su Amiga

Socorro Ceja

Confiabilidad.


Imagen by EDHAR on Shutterstok.com

Los líderes y los emprendedores deben de tener una característica básica -entre otras- que es la confiabilidad. Si no inspiramos confianza en los demás con nuestros actos y nuestros compromisos, no lograremos los objetivos deseados. Esto también aplica en nuestras familias, si los líderes (padre y madre) no son confiables, nuestros hijos, familia y amistades no nos tomarán en serio. Esta óptica de analizar la confiabilidad, nos abrirá los ojos con ideas vistas bajo otra óptica.

Escucha este miniclip de audio y te llevarás seguramente un par de ideas aplicables YA!    Confiabilidad

Decreto para atraer el Amor!!


“Soy amado incondicionalmente por mi Creador, mi Yo superior se manifiesta en el acto de amar, sé que merezco amar y ser amado en este plano físico y en el espiritual. Reconozco que tengo la potestad para crear mis circunstancias afectivas y por ello atraigo personas maravillosas a mi vida, Vivo cada día en la entrega, el respeto, el compromiso y en la libertad, así construyo todos los días la energía del amor que me cubre, me llena y me guia!!”

Gracias espíritu Divino, por ser en mi para siempre!!

¡Tips para ser una pareja saludable!

¡Me quiero, te quiero, nos queremos!!

Desde muy pequeños casi todos aprendemos que lo “normal” es que encontremos a otra persona con la cual compartiremos nuestra vida , que tenemos que tener una familia y crear con nuestra pareja  un proyecto de vida común.

De tal modo que, es un hecho que muchos vamos por la vida,  buscando  a esa  “media naranja ” ,a esa  ” pareja ideal”,” a ese príncipe o princesa “azul” de los cuentos de hadas con quien “vivir siempre felices”.

Afortunadamente la realidad es bastante lejana a los cuentos de hadas,  no es posible que con tanta información a nuestro alcance, continuemos  con esos “obsoletos” paradigmas sociales, ya es tiempo de  que “dejemos las fantasias” con el amor , con nuestra pareja, y con uno mismo.

Al ser honestos y conscientes de nuestras necesidades y expectativas afectivas, nos permitirá establecer relaciones de pareja,  armoniosas y saludables.

Es poco común encontrar  muchas parejas establecidas, que con o sin el acta de matrimonio, no  tengan  problemas e insatisfacciones en ciertas etapas de la convivencia,  principalmente derivados de conflictos en la dinámica de la relación de pareja.

Muchas mujeres se sienten atrapadas en una relación que no les hace feliz y viven en la eterna queja y soñando con lo que no tienen;  muchos hombres viven con la  amargura el peso de una relación que ha perdido la magia, la pasión  y el entusiasmo del principio.

Ese es uno de los principales problemas del ser humano, vivir y proyectarse en otros tiempos, ya sea en el pasado o en el futuro,  hay muy poca consciencia que la relación de pareja se vive activamente en el PRESENTE!

Si te interesa reconstruir y alimentar tu relación, te recomiendo revises y apliques según tu caso, las  siguientes reglas de una buena relación de pareja:

1.- Atracción física. Cuando iniciamos una relación, generalmente el primer elemento que nos atrae hacia la otra persona es su aspecto exterior. Curiosamente está entre las cosas que más tienden a descuidarse una vez que se establece la pareja. No es raro ver que “una vez atrapada la presa” dejamos de cuidarnos físicamente, engordamos, dejamos de rasurarnos o peinarnos, descuidamos nuestro vestido y apariencia, aparecen los tubos en el pelo o por la noche las cremas en la cara… Dejamos de tener el esmero que mostrábamos durante la fase del cortejo o del noviazgo. No importa cuánto tiempo tenga la pareja de establecida: es importante tratar de seguir siendo atractivos físicamente para la o el compañero.

2.- Atracción intelectual. Este punto se refiere a la necesidad, muchas veces olvidada, de que a lo largo del tiempo se busque seguir teniendo intereses comunes. Muchas veces la casa, los hijos o la familia se convierten en lo único de lo que pueden hablar; se pierde todo aquello que durante la fase del noviazgo era pertinente sólo a los dos y consecuentemente ello lleva al tedio y a la falta de interés. Es necesario seguir compartiendo cosas exclusivas de los dos. Cuando novios era muy importante “poder estar solos”, pasear tomados de la mano por un parque o sentarse en una banca o en un café por horas y horas hablando de los dos y de “esas cosas” exclusivamente nuestras.

3.- Atracción afectiva. Para que una pareja subsista armoniosamente se requiere que exista un sentimiento hacia el otro. Puede dársele el nombre que se quiera, pero lo más común es hablar de amor. Es cierto que los filósofos y los escritores discuten mucho sobre el significado verdadero de este término tan utilizado por tantos y pocas veces concretado en cuanto a lo que quiere decir. Sin embargo, tratando de hacer las cosas sencillas podemos decir que en el seno de una pareja debe existir un sentimiento hacia el otro que se concrete en la frase: “tú a mí me importas”. Ello implica que si me importas deseo tu bienestar, tu crecimiento, tu desarrollo, tu independencia y tu felicidad. Este es el verdadero amor en el seno de la pareja, y no el sentimiento posesivo y controlador que suele ser la regla.

4.- Comunicación. Se refiere a que tratemos constantemente de que nuestros sentimientos y palabras sean entendidos por el otro, pero esto al mismo tiempo que hacemos un esfuerzo por entender los sentimientos y lo que el otro dice. Existen parejas que hablan mucho pero que realmente no se comunican, lo que suele ser muy dañino para la relación.

5.- Empatía. Está estrechamente vinculada con lo anterior. Se refiere fundamentalmente a la capacidad para “ponernos en los zapatos del otro”. Lo más común es que siempre veamos sólo nuestro punto de vista, sin embargo en la pareja es indispensable rebasar esta visión estrecha y tratar de entender el sentir y el motivo de las acciones del otro desde su propia vivencia y perspectiva. Un 90% de las discusiones y pleitos de una pareja pueden salvarse y convertirse en discusiones productivas. Entiéndase: empatizar no significa justificar, estar de acuerdo o ceder, simplemente se refiere a entender mejor al otro.

6.- Respeto. Desgraciadamente existe la idea generalizada de que cuando se forma una pareja, ambos deben perder su individualidad y fusionarse “para ser uno solo”, como se maneja popularmente. Nada más equivocado y dañino. Al unirse dos personas en una pareja siguen siendo personas e individuos, cada uno con sus propios intereses, necesidades, gustos y metas. Algo que generalmente le ocurre a las mujeres es que, al constituir una pareja, abandonan sus proyectos e intereses personales para subordinarse exclusivamente al otro. Es cierto que se han unido para un proyecto común, pero como individuos autónomos que queriéndose han decidido ir por la vida juntos (no arrastrados ni empujados o poseídos) para apoyarse y ayudarse

Según (Kertész, Especialista de Parejas) existen 8 vínculos básicos de la pareja integrada:

1– Comunicación racional y solución conjunta de problemas

2- Colaboración para tareas en equipo

3- Dar y recibir afecto

4- Relaciones sexuales mutuamente satisfactorias

5- Divertirse juntos

6- Dar protección afectiva y material al otro

7- Recibir protección afectiva y material del otro

8- Compartir valores y normas respetando las ajenas.

Amar saludablemente y construir una familia armoniosa es un proceso de tiempo, que requiere compromiso, voluntad, flexibilidad, paciencia, capacidad de negociar y de acordar, respeto, tolerancia y amor… mucho amor!!

No dejemos de hacernos responsables de  que antes que pedir hay que dar… y que nadie da lo que no tiene...

¡¡Así que primero me quiero, después te quiero, para llegar al querernos!!

Amor, Paz y Sabiduría para ti!

Psic. Socorro Ceja



El duelo por una separación o divorcio

El proceso de un adiós en la relación

Muchos de nosotros hemos pasado por la destrucción de un matrimonio o perdido una relación importante y sin importar las causas que llevaron a la ruptura, las etapas del dolor que se viven son muy parecidas a las de una muerte de un ser querido.

El proceso de duelo por separación o divorcio,  tiene la distinción que la separación física y emocional no es súbita como la experiencia de la muerte y que es común que un miembro de la relación se niegue a aceptar la disolución de la pareja, esclavizándose al enojo y la frustración de la pérdida… Continue reading “El duelo por una separación o divorcio”