La humildad

Cuentan que un hombre fue a buscar al Sabio Wahab Imri y le dijo:

“Enséñame humildad.”

El sabio le contestó:

No puedo hacerlo, porque la humildad es una maestra en sí misma.
Se aprende por medio de su misma práctica.
Si no la puedes practicar, no la puedes aprender.
Si no la puedes aprender, no quieres realmente ser humilde dentro de ti.

Cuento Sufí.